Los balseros sin identidad

EPISODIO 15

Añade esta serie a tu app

El 10 de enero de 2018, la población de La Vela, en el estado Falcón, despertó con una mala noticia: cuatro cuerpos habían sido rescatados en Curazao, tras  el naufragio de una lancha en la que viajaban, por lo menos, 30 personas que huían de la crisis venezolana. Entre ellos, estaban los dos hijos de Rosario Piña y el de Yralí Yance. Habían optado por la vía ilegal, porque no habían logrado optar por un pasaporte. Solo seis cuerpos fueron identificados y repatriados.  Los familiares aún piden al Gobierno venezolano que les practiquen las pruebas de ADN a los otros restos hallados. Mientras, mantienen la esperanza de encontrarlos vivos.

Guión, producción y locución:  Irene Revilla
Edición de sonido: Juan Vicente Bruzual
Fotos: Elías Miranda
Desde: La Vela de Coro, Falcón
Publicado: 30/03/2019

Transcripción del podcast

[PRESENTACIÓN DE VOCES DEL DESAMPARO]

Irene Revilla: La Vela de Coro es el pintoresco pueblo del estado Falcón, al occidente de Venezuela, donde está el puerto de intercambio comercial con las Antillas Holandesas.

En La Vela, casi todo es fiesta, pero el 10 de enero de 2018, una terrible noticia despertó al pueblo.

Periodista en noticiero de CNN:El hallazgo de los cuerpos de cuatro ciudadanos venezolanos en la costa de Koraal Tabak,al norte de Curazao, dio paso a intensas labores de búsqueda por parte de la guardia costera y la policía de la isla, quienes informaron, sin ofrecer más detalles, que hay dos personas detenidas hasta el momento. En el lugar, también encontraron latas de gasolina y restos de una balsa. Familiares de las víctimas, de los llamados balseros venezolanos, cuentan que en medio de la desesperación de huir de la crisis económica por buscar una mejor calidad de vida, estos jóvenes decidieron salir del país de forma ilegal”.

Irene Revilla: Para los habitantes de La Vela, era la noticia más dolorosa en los últimos tiempos. Se estaban haciendo famosos en el mundo como los nuevos balseros de América. Los venezolanos, ahora, también eran balseros.

Esa madrugada del diez de enero, cuatro cuerpos yacían a orillas de las costas de Koraal Tabak, en Curazao, junto a lo que parecía ser una embarcación hecha pedazos. Después, se supo que habían salido del estado Falcón, al occidente de Venezuela.

La noticia confirmaba lo que había sido un secreto a voces por muchos años y que algunos medios habían registrado previamente: el tráfico de personas ilegales a las islas neerlandesas por las costas falconianas.

La policía de Curazao difundió la información, aquel 10 de enero de 2018, y horas después, se confirmó que se trataba de tres falconianos y una tachirense.

Roderick Gouverneur, del servicio de Guardacostas de Curazao, dijo en una rueda de prensa que confiscaron algunas cosas halladas en el lugar, junto a los cuerpos y los restos de lo que parecía una lancha.

Todo esto sucedió, a pesar de que cinco días antes, el 5 de enero de 2018, Nicolás Maduro, para entonces Presidente de la República de Venezuela, había decretado la suspensión de las conexiones formales entre las Antillas y el territorio venezolano.

En 2018 hubo

tres

accidentes este tipo, siete personas siguen desaparecidas

[SONIDO DE ALOCUCIÓN DE NICOLÁS MADURO EL 5 DE ENERO DE 2018]

Nicolás Maduro: “Así que anuncio que a partir de hoy y durante 72 horas se cierran todas las comunicaciones por aire y mar con Aruba, Curazao y Bonaire, para establecer una reestructuración y una defensa de los intereses económicos de Venezuela”.

Irene: Maduro argumentó que la medida se debía al desvalijamiento de los servicios básicos y de la industria petrolera, por parte de mafias que operaban desde Falcón para vender el cobre como chatarra en los países vecinos.

El gobernador del estado Falcón, Víctor Clark, estaba en Aruba para la fecha del accidente, precisamente, concretando lo que tenía que ver con el bloqueo de las conexiones, decretada por el Gobierno de Venezuela.

Clark lamentó la pérdida de estas vidas y decretó tres días de duelo regional.

A las cuatro de la tarde de ese nueve de enero, 30 personas abordaron la embarcación. Estaba previsto que viajaran en dos lanchas, pero el dueño de una de estas decidió no zarpar. Esa fue la causa de que los pasajeros subieran de manera desordenada a la única nave, hasta llegar al límite.

El trayecto entre San José de la Costa y el sector Koraal Tabak en Curazao, tarda aproximadamente entre seis y siete horas, por lo que estarían llegando antes del amanecer. Los ocupantes de aquella lancha sólo llevaban algunos documentos y celulares adheridos con tirraje al cuerpo. De esta manera, evitaban perderlos durante movimientos bruscos del navío. El teléfono era imprescindible para contactar luego a las personas que los esperarían a orillas de las costas, en su destino.

El accidente ocurrió a pocas millas de llegar a la isla. Familiares relatan que, según el testimonio de sobrevivientes, el lanchero tomó mal una ola, lo que ocasionó que la embarcación se volteara y todos quedaran a su merced.

Al amanecer, las autoridades de Curazao encontraron cuatro cuerpos semidesnudos de dos hombres y dos mujeres, en la orilla de la costa de Koraal Tabak, al norte de la isla holandesa. En videos publicados por algunos medios de comunicación, se puede ver que sólo llegaron trozos de madera como restos de la embarcación.

Los cadáveres tenían señales de golpes con la zona rocosa, y lo que parecían pertenencias de los pasajeros, como ropa, zapatos y documentos envueltos en bolsas, estaban esparcidos en los alrededores.

Dos días después, durante la búsqueda aérea, las autoridades lograron rescatar en alta mar, justamente, en la bahía de Sint Joris, un quinto cadáver, en avanzado estado de descomposición, y otros restos humanos, que constaban de una columna vertebral y varios huesos.

De ese naufragio, solo seis personas estaban oficialmente desaparecidas.

Rosario Coromoto Piña es una mujer de 54 años de edad. Es madre de Danny José Sánchez Piña, quien tenía 32 años cuando murió en el mar, y de Yoselín Nataly Piña, de 25 años. También es suegra de David Jesús Pérez Vallenilla, de 19 años. Estos dos últimos, desaparecidos en el naufragio.

Rosario Piña, madre de dos de las víctimas y suegra de otra de las víctimas: Por la situación que se encuentra Venezuela, ellos no tenían una fuente de ingreso para sus hogares y, como saben, por lo menos, el varón es sostén de un hogar y la hembra es prácticamente, madre soltera, porque los niños tienen su padre, pero no ve por ellos. Entonces, ¿cómo vamos?

Irene: La casa donde crió a sus siete muchachos es una bienhechuria humilde, con colchones en el piso y ventiladores encendidos durante el día, uno para cada uno de los tres nietos que viven con ella.

Rosario Piña: Ese día fue fatal para mí y todavía, han pasado siete meses y yo sigo en lo mismo, tratando de resignarme que mi hijo está muerto y mi hija con una esperanza que algún día aparezca viva. Yo soy una madre y esos niños se quedaron huérfanos. Eso es un impacto muy grande para mí. Le pido mucha resignación a Dios, porque esto no es fácil.

Irene: Danny José Sánchez Piña, el hijo mayor de Rosario, estaba casado y era padre de dos niñas. Su cuerpo fue uno de los cuatro que repatrió el Gobierno de Venezuela, 16 días después del accidente.

Rosario implora que se identifiquen los restos que están en Curazao, para saber si entre estos están los de su hija Yoselín Nataly, quien era madre de dos niños de siete y dos años.

También quisiera identificar el cuerpo de su yerno, David Jesús, de apenas 18 años de edad, quien dejó a una niña de un año y a su mujer, la hija menor de Rosario, en su vivienda, con la promesa de que volvería para comprarle una casa.

Rosario se niega a creer que su hija falleció.

En 2017, las autoridades de Curazao trasladaron a 1.532 extranjeros fuera de la isla,

1.203

eran venezolanos.

Rosario: Tengo siete hijos, me quedan seis. A Yoselin, yo a Yoselin no la siento muerta, porque mantengo la esperanza hasta lo último, hasta que se haga esa prueba de ADN y me digan si es o no es, porque yo no la siento muerta.

Por eso digo que si ella está viva, no está bien de la cabeza, ella puede estar enferma; qué sé yo. Al parecer, como era mi hija conmigo, ni con todo el dolor del mundo que ella tuviera, me hubiera llamado, tan siquiera para que yo sepa que ella está viva. Nada más que la tuvieran detenida, que la tuvieran encerrada, no sé”.

Irene: Para el momento del viaje, los hijos y el yerno de Rosario pagaron 100 dólares cada uno, por el traslado a Curazao, lo que representaba 10 millones de bolívares fuertes para la época. Esos 300 dólares eran de Yoselin. Se los había traído de Curazao, cuando fue deportada la primera vez, junto con su hermano, a principios de 2017, por permanecer casi un año en la isla.

Rosario: Bueno, ella me dijo: `Mamá, tú me cuidas los niños. Yo me voy con la esperanza que a mis hijos no les falte nada. Yo consigo trabajo, cuando consiga trabajo, te empiezo a enviar´. Hasta los momentos, mi hija es una buena hija y una buena madre.

Irene: En dos oportunidades previas al viaje trágico, los pasajeros recibieron señales de lo que podía ocurrir. La primera vez, fue el 18 de diciembre de 2017, cuando uno de los motores de la lancha se dañó con las 33 personas a bordo, y se vieron obligados a devolverse.

A finales de diciembre del mismo año, los lancheros zarparon en la embarcación con los mismos ocupantes. Esta vez, un motor agarró candela y también tuvieron que regresar.

Yralí Yance, madre de Jóvito Gutiérrez, otro de los jóvenes que desapareció en el naufragio, cuenta que en busca de la verdad de lo sucedido, conversó con varias personas que conocieron detalles de lo ocurrido en los dos primeros intentos fallidos y en el del accidente.

Yralí Yance, madre de Jóvito Gutiérrez: La última vez fue el nueve, que salieron a las 4 de la tarde de San José de la Costa. A mitad de camino, se les apagó el motor y llegaron a Curazao con un solo motor, a las 2 de la madrugada. Se supo que el hombre no supo maniobrar la lancha y fue cuando se hundieron.

Irene: Las historias de los desaparecidos en el accidente marítimo son muy parecidas. Todos habían sido deportados por permanecer más del tiempo legal en la isla. Querían regresar para retomar sus puestos de trabajo y volver a ganar en dólares, una moneda con la que podían ahorrar y mantener a su familia en Venezuela.

Rosario: Igualmente, irse ilegal, porque no tenían, por lo menos, la hembra, el pasaporte. Se le había vencido. Y el varón nunca pudo lograr sacar el pasaporte, porque, como sabemos, en Venezuela, el Saime está suspendido la entrega de pasaportes, las citas, las prolongan y no le dan a uno la opción a uno de tener un pasaporte, porque como que no quieren que huyamos del país.

Irene: Esta restricción que vivieron los venezolanos entre 2017 y 2018, quedó en evidencia ante el mundo, en las oleadas migratorias que se registraron por las fronteras de Venezuela con los países vecinos.

El abogado Harold Guerrero, directivo del Frente Amplio Venezuela Libre, explicó que la Constitución de Venezuela contempla que todo venezolano tiene derecho a la identificación al momento de su nacimiento y, posteriormente, a todos los documentos relacionados a la identidad de los mismos.

Harold Guerrero, abogado: Cuando el Estado no le provee los documentos de identidad en extranjería de manera oportuna, obviamente hay una violación flagrante del derecho humano de cada una de las personas. Hay pactos internacionales firmados por la República Bolivariana de Venezuela, que establecen el derecho de la identidad de las personas, un derecho que también está contemplado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, específicamente, en el artículo 56.

Irene: Hasta El artículo 50 de la Constitución habla de la libertad de los conciudadanos, es decir, cualquier persona que viva en la República Bolivariana de Venezuela tiene el derecho, si gusta, salir del país a otras fronteras, siendo el pasaporte un documento fundamental.

Harold Guerrero: Hoy en día, en Venezuela existe una gran crisis, además de la crisis humanitaria y política, a nivel de las documentaciones y también vemos que, por ende, faltan esos servicios. El Gobierno dice que es por falta de insumos, por falta de dinero. No se están generando los pasaportes, un documento sumamente importante, lo cual ha conllevado a que muchas personas decidan irse por vías alternas.

Declaración Universal de los Derechos Humanos

Artículo 6.

“Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.”

Artículo 13.

“1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.”

Consultar fuente

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos

Artículo 12

“2. Toda persona tendrá derecho a salir libremente de cualquier país, incluso del propio.”

Consultar fuente

Ley Orgánica de Identificación

Artículo 37

“Los venezolanos y venezolanas tendrán derecho a tramitar la renovación de pasaportes, por motivo de vencimiento, pérdida o deterioro.(…)”

Fuente: Gaceta Oficial N 6.155 extraordinario del miércoles 19 de noviembre del 2014

Sobre el Saime

Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería de Venezuela. Está adscrito al Ministerio del poder popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz y se encarga de la tramitación de toda la documentación relativa a documentos de identificación: cedulación, pasaportes, nacionalidad, movimientos migratorios y extranjería.

Consultar fuente

Ley Orgánica de Identificación

Artículo 3.

“A los efectos de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, se entenderá por documento de identificación del venezolano o venezolana, el acta de nacimiento con el respectivo número único de identidad; que establezca la autoridad con competencia en materia de registro civil y la cédula de identidad”

Fuente: Gaceta Oficial N 6.155 extraordinario del miércoles 19 de noviembre del 2014

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

Artículo 56.

“Toda persona tiene derecho a un nombre propio, al apellido del padre y el de la madre, y a conocer la identidad de los mismos. El Estado garantizará el derecho a investigar la maternidad y la paternidad.

Todas las personas tienen derecho a ser inscritas gratuitamente en el registro civil después de su nacimiento y a obtener documentos públicos que comprueben su identidad biológica, de conformidad con la ley. Éstos no contendrán mención alguna que califique la filiación.

Consultar fuente

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

Artículo 50.

“Toda persona puede transitar libremente y por cualquier medio por el territorio nacional, cambiar de domicilio y residencia, ausentarse de la República y volver, trasladar sus bienes y pertenencias en el país, traer sus bienes al país o sacarlos, sin más limitaciones que las establecidas por la ley. En caso de concesión de vías, la ley establecerá los supuestos en los que debe garantizarse el uso de una vía alterna. Los venezolanos y venezolanas pueden ingresar al país sin necesidad de autorización alguna.

Ningún acto del Poder Público podrá establecer la pena de extrañamiento del territorio nacional contra venezolanos o venezolanas.”

Consultar fuente

Se calcula que entre 5.000 y 15.000 venezolanos estén en Curazao, aunque desde julio de 2017 no se puede pedir protección internacional en Curazao.

Irene: La emigración masiva de los venezolanos hacia los países vecinos, llevó a 11 naciones a firmar la Declaración de Quito sobre la movilidad humana de estos ciudadanos, el cuatro de septiembre de 2018. El documento fue firmado por los representantes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Entre los puntos más importantes del comunicado, destacaban que los gobiernos aceptarían a los venezolanos documentos vencidos, y exhortaban al gobierno de Nicolás Maduro a tomar medidas urgentes para proveer de manera oportuna cédulas de identidad, pasaportes, partidas de nacimiento, partidas de matrimonio, certificados de antecedentes penales, así como las apostillas y legalizaciones necesarias.

Pero este documento no incluía a las Antillas Holandesas.

Rosario ya enterró a su hijo. Ahora, lucha por saber del paradero de Yoselin, una joven que recuerda como una madre dedicada y una buena hija, que arriesgó su vida para darle un mejor futuro a sus nietos.

Rosario: Ella de su infancia, ella estudió, sacó el bachillerato. Luego, ella, la meta de ella era viajar, desde muy pequeña le gustaba viajar. De 15 años, se me fue para Trujillo, menor de edad. Allí fue que ella consiguió una pareja y tuvo un niño y luego el otro. Entonces ella tuvo el fracaso que su esposo se buscó otra pareja y ella quedó sola con sus niños.

Bueno, ella aquí lo más que hacía era así, trabajar en los restaurantes, trabajó en Muaco que es aquí en La Vela de Coro, ella trabajaba de cocnera, ayudante de cocina, muchas veces de limpieza, ella tambien fue deportista, verdad, bueno cuando estaba muchacha antes que se fuera a viajar para Trujillo, era Triatonista.

Rosario: Yo lo único que le estoy pidiendo a Dios ya, es que en un futuro me deje descansar en paz, pero esas criaturas que se están levantando, sin el apoyo de sus padres, ah, sin una esperanza que de decir que van a tener un mejor futuro.. o que nada más yo, una mujer de 54 años luchando por dos niños, ah no se puede, eso es fuerte.

Irene: Siete meses después del accidente, cuando hablamos con ella, Rosario aseguró que no había recibido ayuda del Gobierno venezolano, tal y como le dijeron que harían.

Rosario: El gobierno dice que me ayudó, que me indemnizó; embuste, esos son puros embustes. El día a día del pan de mis nietos lo lucho yo, Rosario Coromoto Piña, y que venga alguna autoridad de aquí de Colina a decirme algo.”

Irene: Rosario no es la única que llora a sus hijos. Yralí Yance se une a su búsqueda. Se conocieron tras la tragedia por ser madres con hijos desaparecidos en aquella mañana del 10 de enero de 2018.

Yralí no sabe nada de su hijo mayor. La última vez que lo vio se había ido molesto de su casa, porque ella no lo apoyaba para irse en lancha a Curazao. Él soñaba con casarse y tener una familia.

Iralí Yance, mamá de Jóvito Gutiérrez: y me dijo un día: ‘bueno Mamá, me iré a Curazao porque quiero tener un hijo. Ya tengo 32 años, quiero tener un hijo y no tengo qué ofrecerle y me tengo que ir’. Puesto que ya él había estado allá en Curazao, pero él no se había ido por lancha, se había ido la primera vez por avión y lo deportaron, apenas tenía una semana de trabajo cuando lo deportaron y era encargado de un local allá.

Irene: Jóvito Gutiérrez, el hijo mayor de Yrali, tenía 32 años cuando desapareció en el accidente. Es nativo de Coro, estudió idiomas y le gusta el básquet. Se fue, queriendo reunir dinero para casarse, comprar una casa y tener una familia. En Venezuela, nunca tuvo un trabajo estable. Sabía de Curazao, porque ya había ido en 2017, y hasta se había convertido en encargado de un negocio, pero fue deportado por estar más tiempo del que otorga la isla como turista.

Yralí Yance: Él se fue y yo no sabía nada, nunca estuve de acuerdo que se fuera así, eh pero sé que la desesperación, la crisis humanitaria que hoy vivimos los venezolanos, hizo que así como mi hijo, muchos jóvenes de los que iban ahí, no les importó arriesgar su vida para lograr un futuro mejor.”

Irene: El 28 de abril de 2018, cuatro meses después del accidente, el entonces presidente Nicolás Maduro hizo una visita oficial a Coro. Yralí Yance logró entregar una carta escrita a mano a los funcionarios de Casa Militar. Su mayor sorpresa fue que horas después, le estaban llamando para avisarle que su carta había sido encontrada junto a otras en un pipote de basura.

Yralí: Dejamos la carta, nos vinimos, nunca pudimos llegar hasta donde estaba el presidente, nos vinimos con la esperanza que la carta iba a llegar hasta sus manos y que el presidente si nos iba a ayudar; cuales es que estando en un supermercado, estaban hablando de las cartas y yo, o sea entre mí decía, oye, ya está, las cartas las está leyendo, que están diciendo que, me imaginaba que estaba el presidente estaba hablando de las cartas, no había dado cuenta que en mi teléfono, cuando llego a mi casa que veo el teléfono, me habían mandado todos los captures de las cartas donde habían sido tiradas, entre esas estaba mi carta, de hecho yo tengo el borrador de la carta que hice.

Yralí:  Nosotros no somos políticas, yo ando buscando a Dios por los rincones, el que me quiera ayudar, ahí me le pongo al ladito, eh nosotros lo que somos es madres desesperadas en búsqueda de saber de sus hijos, eso somos nosotras.  

Irene: Los familiares claman para que se le hagan las pruebas de ADN a los restos humanos encontrados dos días después del naufragio.

Yralí Yance: Yo le hago un llamado a la primera dama, a la esposa del Presidente, Cilia Flores. Ella es madre y es mujer. Yo quiero que ella en un momentico se ponga la mano en el corazón y nos ayude. Nosotros nada más queremos esa prueba de ADN, de verdad, como siempre lo he dicho desde que nos pasó esto. Esto es como tener un hijo secuestrado, uno no sabe si está vivo, si está muerto y si están vivos en qué condiciones están.

Irene: Aunque sus familiares han solicitado hacer las pruebas de ADN, no han tenido respuestas de los organismos nacionales ni regionales.

Harold Guerrero: En esos casos fundamentales en el exterior, la representatividad de una Nación la ejercen en este caso son las embajadas, que es territorio de Venezuela a nivel internacional a nivel mundial, y son los encargados, tienen el deber y el derecho de solicitarles al país donde se encuentren, que se agilice, lo que es primeramente, la identificación de las personas, de los cadáveres que se encontraron, adicional a eso de la repatriación de los restos.

Irene: Es una prueba que los familiares quieren y tienen el derecho a reclamarlo, para poder cerrar el  círculo emocional y legal de sus dolientes.

Las autoridades se han olvidado de estos falconianos que están desaparecidos. Sus familiares han llevado el caso, incluso, a la Asamblea Nacional.

Yralí: Bueno, hemos hecho de todo para tener ayuda del gobierno en cuanto a las pruebas de ADN y, hasta los momentos, no ha sido fructífero nada de lo que hemos hecho. No nos dan respuestas no nos dan ayudas como tal. Estamos desesperadas. Queremos saber de quiénes son esos cuerpos que están allá y sí en realidad están allá porque se ha dicho que ya los cremaron y los tiraron al mar.

Irene: El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Falcón, Luis Stefanelli, fue el primero en denunciar la tragedia.

El 18 de enero de 2018, justo ocho días después del naufragio cerca de Curazao, el diputado Stefanelli solicitó ante la Organización de los Estados Americanos, otorgar estatus de refugiados a los balseros venezolanos.

Luis Stefanelli, diputado por el estado Falcón ante la Asamblea Nacional: “Estos jóvenes iban en condición de ilegales, fugándose de Venezuela, de una Venezuela que le niega el futuro. Nosotros estamos solicitando a la OEA que interceda ante el gobierno antillano, el gobierno de la isla curazoleña para que no sean deportados a Venezuela.

Irene: El gobernador de Falcón, Víctor Clark, ha declarado en reiteradas oportunidades que se haría todo lo posible por articular con el gobierno del vecino país, para lograr practicar las pruebas de ADN y repatriar esos cuerpos. El 26 de octubre de 2018, nos aseguró que ha hecho todo lo posible por culminar los estudios que quedan pendientes.

Pero hasta la fecha de culminación de este trabajo, no había avances en la investigación.

Yralí, consternada, contó que se ha aferrado a Dios, a la esperanza de tener una respuesta de su hijo y a no quedarse con la duda para siempre.

Yralí: Mi esposo murió cuando tenía 50 años. El cáncer fue demasiado agresivo, y murió al año. Antes de eso, mi hijo el que se fue para Perú tuvo un accidente, eh, despues bueno, mi esposo muere, pasa lo de mi hijo ahora en la lancha, mi hijo el otro también se tiene que ir, siento que la lección de vida que he aprendido, es que a veces hay que vivir lo máximo y sin amargarse tanto la vida.

Irene: Historias como estas continúan. Habitantes de Falcón siguen tomando estas vías como escape a la emergencia humanitaria compleja que vive Venezuela.  

El gobernador Víctor Clark, ha denunciado que con este caso quedó demostrada la trata de personas y el aprovechamiento de jóvenes que desean salir del país. Las autoridades de Curazao venían alertando sobre el incremento de migrantes ilegales provenientes de Venezuela.

Irene: El veinte de octubre de 2018 se registró el tercer caso de naufragio en el año. Esta vez, unas 20 personas en una lancha que también se anegó, habían salido desde El Supí, en la Península de Paraguaná, con destino a Aruba. La policía de Aruba logró detener tres venezolanos, mientras que dos falconianos murieron ahogados en el intento de llegar a la isla vecina. Uno de ellos está desaparecido.

[DESPEDIDA DE VOCES DEL DESAMPARO]

Sobre la huella genética en genética forense

La huella genética se utiliza en genética forense para identificación de individuos, inclusión o exclusión de sospechosos con muestras de sangre, epitelio bucal, cabello, semen, etc. Se utiliza también para identificación de restos humanos, pruebas de paternidad/maternidad o parentesco, pruebas para establecimiento de orígenes familiares, etc.

(…) Mediante la comparación de la huella genética es posible determinar de forma fiable si dos muestras biológicas están relacionadas genéticamente. El estudio bioestadístico permite la identificación inequívoca de un individuo entre más de 100.000 millones.

Este método podría tener las siguientes aplicaciones:

Identificación de restos biológicos (pelos, sangre, epitelio bucal en colillas de cigarro, etc.) encontrados en el lugar del delito y su cotejo con sospechosos.

Identificación de restos de semen en prendas de ropa en casos de agresión sexual, y su comparación con los sospechosos.

Identificación de restos humanos encontrados en el lugar de un accidente o catástrofe, así como cadáveres o restos humanos en avanzado estado de descomposición.

Consultar fuente

Los testimonios completos de este podcast pueden ser escuchados en el Archivo de Voces, un sitio para la documentación y el estudio de los Derechos Humanos.

Agrega a tu app

Anexa la serie de Voces del Desamparo a tu aplicación móvil de pódcast.
Soundcloud Spreaker

¿Qué hacer si violan el derecho a la IDENTIDAD?

  • En el caso de que se le niegue el derecho la identidad, debe realizarse una denuncia ante la Fiscalía de derecho fundamentales para así denunciar a los funcionarios que evitan el cumplimiento de ese derecho.

  • En el caso de la desaparición de un cuerpo en otro país, debe comunicarse con la embajada de Venezuela en esa nación para que preste el apoyo de inmediato a los ciudadanos afectados, además de hacer todos los trámites necesarios .

  • De no ser atendido, puede solicitar apoyo a las diversas instituciones internacionales como ONG especializadas en ese tipo de situaciones.

Fuente: Foro Penal, Venezuela Libre

Participa: ¿Te han violado alguno de estos derechos humanos?

¿Te has sentido identificado? Queremos saber si también has sido víctima. Tu identidad quedará bajo reserva. Solo el resultado será publicado.
Aporta

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe los próximos episodios de esta serie de podcasts en tu bandeja de correo electrónico.

¡Gracias por suscribirte!

Share This