En el nombre del hijo

EPISODIO 14

Añade esta serie a tu app

A Víctor José Olivares lo asesinaron, el 21 de abril de 2018, en un procedimiento de funcionarios del Eje contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en la urbanización Araguita, en Ocumare del Tuy.  Antes, le pusieron un arma en la mano y lo obligaron a disparar. Después, le dieron un tiro en el corazón, según contaron los vecinos que lo defendieron. Su mamá, Dora Anseume, tomó como bandera limpiar el nombre de su hijo, a quien acusaron de resistencia a la autoridad, y ni siquiera tenía antecedentes penales.

Guión, producción y locución:  Rosanna Batistelli
Edición de sonido:  Yaikel Dorta
Fotos:  Hirsaid Gómez
Desde:  Ocumare del Tuy, Miranda
Publicado: 25/02/2019

Transcripción del podcast

[PRESENTACIÓN DE VOCES DEL DESAMPARO]

Rosanna Batistelli: El 21 de abril de 2018, se le partió la vida en dos a Dora Anseume. Ese día, su hijo Víctor José Olivares, de 33 años de edad, fue asesinado durante una operación policial de funcionarios del Eje contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de los Valles del Tuy, en el estado Miranda.

Dora es una maestra venezolana, que tomó la muerte de su hijo como una bandera. Quiere que se haga justicia y que ninguna otra madre sufra el dolor que ella siente. Yo soy Rosanna Battistelli y les contaré su historia.

A Dora Anseume le quedó grabada la imagen de la última vez que vio con vida a Víctor José.  Ese día, después de finalizar sus labores en la cocina, se acercó a la habitación de su hijo, quien se preparaba para salir.

Dora Anseume, madre de Víctor José Olivares: Lo vi, a eso de las… como a las once de la mañana, que se estaba peinando. Estaba vestidito, peinándose y, bueno, nos vimos a través del espejo. Yo estaba parada detrás de él, y… lo vi. Bueno, fue mi último recuerdo de mi hijo vivo: verlo peinándose y dándose en el pelo y en la cara. Eso fue la última vez que yo lo vi.

Rosanna: Después de despedirse de su madre, Víctor José fue a vender rollos de papel para las máquinas de una agencia de loterías. En ese momento, ese era su negocio. Se dirigió a un establecimiento, en el sector Las Cumbres de la urbanización Araguita, en Ocumare del Tuy, una zona periférica de Caracas. Antes de entrar al local, se reunió a las afueras con un grupo de personas. Repentinamente, (pausa), funcionarios del Cicpc tomaron el sector.

Dora: En ese momento, lo agarran, lo meten a la casa donde estaba él parado, revientan las puertas con una mandarria y lo hacen correr por todas las casas, como para cansarlo. Le hacen decir… que diga, pues, que diga, que él era René. “¡Confiesa!, ¡Confiesa que tú eres René!”. No sé con qué intención, este, pero mi hijo le contestaba… Eso todo lo dijeron los vecinos allegados, allí. Y dice que él es Víctor José, que él no puede decir que él era otra persona, sino Víctor José.

Rosanna: Dora Anseume asegura que su hijo le imploró a los policías que no lo mataran. Fueron muchas las veces que les explicó que estaban confundidos de persona. Los vecinos presentes también se unieron a este clamor, pero los funcionarios los ignoraron.

%

de los delitos cometidos en Venezuela en 2018 se registraron en Miranda, que ocupa el 1er lugar en incidencia delictiva

Dora:  Los vecinos le gritaban que no le fueran a hacer daño, porque era un muchacho sano, que, por favor, le pedían auxilio. Y también mi hijo pedía clemencia, de que lo dejaran tranquilo, que no lo mataran, que él era un muchacho sano. Bueno, todas esas cuestiones, que es la realidad, pero ellos acusaban a mi hijo de… de… de que era un tal René y, no… yo, por lo menos, no conozco, no sé quién es René. No lo he visto para nada. No sé quién es y me supongo que mi hijo tampoco, porque él nunca se la pasaba por allá arriba. Todo el mundo sabe acá, allá y acá, que mi hijo, de verdad, ni se llamaba esa persona ni era un delincuente. En las páginas del Ministerio de Justicia aparece donde mi hijo es totalmente libre de toda, todo, no tiene ningún antecedente.

Rosanna: Según el expediente que abrió el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Víctor José tenía un arma de fuego, con la cual se enfrentó a los funcionarios. Los directivos del organismo nunca dieron una versión oficial sobre el hecho, pero en la minuta que registraron se plantea el caso como una resistencia a la autoridad. La madre de Víctor José tiene otra versión.  

Dora: Ellos lo hacen, después que lo hacen correr, lo arrodillan, según los vecinos y las declaraciones de esos vecinos. Lo arrodillan y le ponen un arma, la hacen detonar. Una de las mujeres lo hace que detone el arma y, luego, le disparan en todo el corazón, y me lo matan.

Rosanna: Dora Anseume no reveló los nombres de los funcionarios que actuaron en el operativo. Prefiere callar para no entorpecer las investigaciones. Pero sí dio detalles de lo que hicieron los uniformados después de matar a su hijo, de acuerdo con las versiones que le suministraron los testigos.

Dora: En esa casa robaron las pertenencias, robaron celular, dinero, golpearon a la gente para sacarlos hacia el lado de afuera.

Rosanna: A pesar de la adversidad, Dora Anseume no se rindió y convirtió su dolor en energía para levantarse y para evitar que manchen el nombre de Víctor José. A las puertas de la fiscalía 24 del Ministerio Público, en Ocumare del Tuy, elevó su protesta, junto a vecinos y a sus otros dos hijos de 35 y 34 años de edad.

Dora: En el día lunes, la comunidad, tanto de acá de Aragüita 1, donde yo vivo y vivía mi hijo, y los de Las Cumbres, salieron conmigo en protesta masiva para que se hiciera justicia. Creíamos, bueno, que en el momento que eso era ya y, bueno, estoy pidiendo justicia para mi hijo. Se ha hecho todos los trámites pertinentes, no he dejado de ir a la Fiscalía. Están todas las declaraciones, hay firmas de la comunidad, tanto de allá, como de aquí, en reconocimiento que mi hijo era un muchacho sano.

Rosanna: De comprobarse los hechos, este sería un ejemplo de una violación de los derechos humanos. El abogado José Luis Azuaje, experto en materia penal, lo argumenta y recuerda que cuando se violentan estos derechos, se agravan los delitos.

José Luis Azuaje, abogado: Recordemos que el funcionario, rd en ese momento, el representante del Estado venezolano. El Estado venezolano es una persona jurídica, no tiene acción de movimiento y el Estado venezolano se mueve por medio de sus funcionarios. Cuando este funcionario traspasa esos límites, está cometiendo el delito. Primero, que está arrebatando la vida a un ciudadano y eso es un homicidio, y el homicidio se agrava primero por la condición del sujeto activo del delito, en ese caso, el funcionario. Se agrava, porque él utiliza las armas que le da el Estado venezolano, como herramienta para proteger la vida y los bienes de los ciudadanos. Se agrava, por cuanto es el Estado, él lleva dentro de su uniforme, o en su uniforme está el escudo y la bandera. Todos los símbolos patrios están sobre él. ….

1.491

homicidios se contaron en el estado Miranda durante 2018

Rosanna: En el año 2018, Miranda fue el estado con mayor incidencia delictiva en Venezuela, según el informe anual del Observatorio Venezolano de la Seguridad, ente adscrito al Ministerio de Interior, Justicia y Paz.

Se cometieron un total de 15.560 delitos, sin contar aquéllos que no fueron denunciados. El hurto y el robo fueron los delitos de mayor recurrencia.

Miranda también lideró las estadísticas de homicidios: en 2018, asesinaron a 1.491 personas. Por otra parte, fueron asesinadas 820 murieron en procedimientos policiales. Esto  representa 11 más que en el año 2017, cuando se contabilizaron 809.

Para los integrantes de la organización Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea) es preocupante la cifra de personas asesinadas y presentadas ante la opinión pública como resultado de enfrentamientos con la autoridad. En opinión del coordinador de medios de Provea, Inti Rodríguez, en Venezuela se está implementando la pena de muerte.

Inti Rodríguez, coordinador de medios de Provea:  Desde el año 1997 hasta el año 2017, Provea contabilizaba un total de 35.500 casos de personas asesinadas por agentes de las fuerzas públicas y presentadas ante la opinión pública como muerte por resistencia a la autoridad.

Inti: Este año ha habido un incremento en este tipo de situaciones. Aunque no tenemos una cifra consolidada del año 2018, sí podemos constatar diariamente que mediante la actuación de la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana, el FAES se ha constituido en una especie de escuadrón de la muerte, que diariamente deja en promedio un total de 8 o 9 personas asesinadas a nivel nacional.

Rosanna: El funcionario de seguridad del Gobierno de Nicolás Maduro y dirigente político Freddy Bernal estuvo al frente de estos operativos a los que se refiere el vocero de Provea. Según lo aseguró en entrevista concedida al canal del Estado, Venezolana de Televisión, estas acciones surgieron para frenar la ola de criminalidad en el país.

70,8%

de estos crímenes se cometieron con armas de fuego

[SONIDO DE FREDDY BERNAL EN ENTREVISTA EN EL CANAL DEL ESTADO VTV]

Freddy Bernal, dirigente del Psuv: Hay miles de ciudadanos bajo el terror de las bandas criminales. Ante ese terror, yo estoy seguro que el pueblo de Venezuela aplaudiría con los pies y con las manos, con los pies una ocupación policial y militar de la zona hasta que se desplace totalmente del sector el crimen.

Rosanna: Víctor José Olivares se preparó como jockey en una escuela en Ciudad Bolívar. Cuando obtuvo su matrícula, fue embestido por un caballo, que le lastimó el páncreas. Por esta lesión, debió guardar reposo en cama por un tiempo y se vio obligado a apartarse de la disciplina. Su madre lo cuidó como cuando era un niño. Lo sintió desvalido, como ella se siente hoy, cuando lucha contra la tristeza que le causa su ausencia  Por ahora no hay detenidos ni imputaciones por este caso, pero ella está convencida de que su lucha ayudará a evitar que se repitan otras violaciones de derechos humanos en Venezuela.

Dora: Le voy hacer un favor a la sociedad. Por lo menos, que esos individuos que dicen ser que van a cuidar a las personas, que para mí son unos malandros uniformados, y que van a dejar de matar a inocentes y a culpables, pero, sobre todo, a inocentes. Porque así sea el malandro peor del mundo, nadie tiene derecho a matar a otro… y tienen sus derechos humanos, y en el caso de mi hijo, bueno, pudiera llamar que le hicieron lesa humanidad, porque a él le coartaron todos sus derechos, no tuvo derecho a abrir la boca, la abrió y se la cerraron, trató de sacar su cédula, no se la vieron.

%

tuvo como móvil el “ajuste de cuentas”

Rosanna: Dora Anseume aprendió a ponerse en los zapatos del otro, con su propia tragedia. Ella aspira a que esta dolorosa experiencia sea una lección para la sociedad, los medios de comunicación y el sistema de justicia venezolano.

Dora: Cuando leía los periódicos y veía a esas madres llorando, sobre todo lo que salía en las noticias y, luego, se leía en los periódicos… Su madre llorando que sus hijos eran inocentes, que no eran ningunos malandros. Yo después leía los periódicos y decía: ”Bueno, pero esa mamá… ¡Claro!, mamá al fin, decía yo, mamá al fin, está tapando a sus hijos”, porque eso duelen, los hijos duelen y, bueno, vivir esta realidad, o una realidad que es como una pesadilla, me dio una gran lección: no todo lo que escriben es cierto…

Rosanna: Los amigos de Víctor José no quisieron hablar sobre lo ocurrido el día de su asesinato. Dijeron tener miedo. Ese mismo temor llevó a un funcionario de la Guardia Nacional, que presenció el crimen, a abandonar su casa, de acuerdo con una fuente cuyo nombre reservamos.  Pero para la madre de Víctor José, la palabra “miedo” no existe y, por ello, sin titubeo, cuestionó la preparación de los funcionarios policiales venezolanos.

Dora: Jamás me creí y no puedo creerlo aun, que mi hijo esté muerto así de esa forma… Ironías de la vida ah, ironías de la vida. Mi hijo, un miedoso y morir a manos de unos tipos crueles. ¿Qué es lo que están haciendo? ¿Es qué? ¿Asesinos en este país?, ¿Qué es lo que están enseñando?, ¿Cuáles son las perspectivas que tienen?, ¿O es que acaso ellos lo hacen por placer? ¿O es que acaso ellos lo hacen en un debido tiempo que están bajo unos efectos? porque esos sí son los verdaderos malandros, el que mata…

Rosanna: Dora Anseume hace un llamado al Estado venezolano para que frenen las ejecuciones y para que se garantice el debido proceso. Ella sabe que la mayoría de estos casos quedan sin castigo, y en muchos las víctimas son inocentes.

Dora: ¿Por qué no me lo llevaron preso?, ¿por qué no me le dieron un tiro en una pata? me lo llevaron preso y yo tuviera… a lo mejor tuviera rasguñando, viendo cómo sacaba a mi hijo, porque de que salía, salía, porque las leyes me lo iban a hacer sacar, porque era inocente ah, pero ahora no puedo hacer nada, porque no lo puedo sacar de una tumba donde ellos me lo mandaron, y por eso pido justicia, justicia, y estoy haciendo todo lo pertinente para que a mi hijo le hagan justicia.

Rosanna: Como Dora Anseume, muchas madres venezolanas hoy claman por justicia. Inti Rodríguez, representante de Provea, afirma que, por el contrario, la ciudadanía en Venezuela no cuenta actualmente con ninguna institución del Estado que garantice sus derechos.

Inti: No hay en Venezuela un Ministerio Público ni una Defensoría del Pueblo que desde una posición enérgica e institucional, investigue y sancione a funcionarios que estén involucrados en casos de violación al derecho a la vida, y ello genera, por su puesto, que sigan ocurriendo más abusos y que, además, la impunidad cubra con su manto a los responsables de violaciones de los derechos humanos.

personas fueron asesinadas en operativos policiales desplegados en el estado Miranda en 2018 y presentadas como “resistencia a la autoridad”

Fuente: Informe anual del Observatorio Venezolano de la Seguridad

Rosanna: La experiencia que vivió Dora Anseume y que marcó para siempre su vida, le enseñó, entre muchas otras cosas, que no podemos ser indiferentes ante el dolor ajeno, simplemente porque no nos afecta.

Dora: 16:13 hasta 16:40: Yo lo lamento, porque así como estoy yo, habrán miles de madres llorando y llorarán toda la vida, porque esto, yo puedo estar tranquila ahorita, pero nadie sabe cómo yo estoy llorando por dentro. Y muchas veces lloro por fuera aquí en mi casa, pero lo lloro o en la casa de un vecino, pero lo lloro, porque me hace falta mi muchacho. Él no le estorbaba a nadie, ni le hacía nada a nadie.

Rosanna: El cuarto de Víctor José Olivares sigue intacto. Su madre aún conserva sus pertenencias. En las paredes destacan dos afiches, uno del pelotero Miguel Cabrera y otro de su homólogo Pablo Sandoval. También hay cuadros de jinetes cruzando la meta.  Un par de zapatos deportivos reposan a un lado de la que era su cama, la misma donde cada tarde se sienta su madre para sentirlo cerca. A diario, se derrumba por el dolor, pero Dora Anseume afirma que no va a permitir que la reputación de su hijo muera junto con él. Una promesa la mantiene en la lucha porque se conozca su verdad.

Dora: Desde: 14:14 hasta 14:49: Uno tiene que hacer de tripas corazones y salir adelante, porque yo prometí, y le prometí a mi hijo, y me prometí a mí misma, que se va a hacer justicia. Que yo voy a hacer, aunque sea el último respiro, pero que él va a quedar limpio de todas esas barbaridades que le pusieron los PTJ, que le pusieron armas. ¡Hasta un muerto le pusieron encima! y yo le prometí eso, y lo quiero cumplir.

[DESPEDIDA DE VOCES DEL DESAMPARO]

35.500

homicidios se registraron a manos de agentes de las fuerzas públicas, desde 1997 hasta 2017

Fuente: Provea

Los testimonios completos de este podcast pueden ser escuchados en el Archivo de Voces, un sitio para la documentación y el estudio de los Derechos Humanos.

Agrega a tu app

Anexa la serie de Voces del Desamparo a tu aplicación móvil de pódcast.
Soundcloud Spreaker

¿Qué hacer si violan el derecho a la vida a un pariente?

  • Acudir a la Dirección de Derechos Fundamentales del Ministerio Público.

  • Ir a la Defensoría del Pueblo, donde se puede presentar querella contra los funcionarios, o empleados públicos, o agentes de las fuerzas policiales, que hayan violado derechos humanos.

  • Ponerse en contacto con alguna ONG dedicada a la defensa de los derechos humanos para  ayudar a visibilizar el caso y asesorar legalmente a las víctimas: Cofavic, Provea.

  • Los familiares también pueden actuar paralelamente ante instancias internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos o el Comité contra la Tortura de la Organización de Naciones Unidas.

  • Pueden incluso llevar el caso hasta la Corte Penal Internacional.

Fuente: Joel García – Vicepresidente de Fundeci

Participa: ¿Te han violado alguno de estos derechos humanos?

¿Te has sentido identificado? Queremos saber si también has sido víctima. Tu identidad quedará bajo reserva. Solo el resultado será publicado.
Aporta

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe los próximos episodios de esta serie de podcasts en tu bandeja de correo electrónico.

¡Gracias por suscribirte!

Share This