De propietaria a desplazada

EPISODIO 3

María Cristina compró un edificio cuando tenía 27 años. Vendió empanadas, sopa, café y hasta cigarrillos para poder pagarlo. Lo convirtió en una pensión de 19 habitaciones, pero en enero de 2011 el Frente Amplio contra los Desalojos Arbitrarios la desplazó de su propiedad, bajo el amparo del gobierno de Hugo Chávez, luego de que una de las inquilinas la denunciara por maltrato. Siete años después de la expropiación, María Cristina lleva una vida errante.

Guión, producción y locución: María Jesús Vallejo
Edición de sonido: Jesús Cabrera
Fotos: Rayner Peña e Hirsaid Gómez
Desde: Caracas, Venezuela
Publicado: 10/01/2019

Transcripción del podcast

[PRESENTACIÓN DE VOCES DEL DESAMPARO]

María Cristina Beltrán: Mi nombre es María Cristina Beltrán. Soy propietaria de una casa en Ruperto Lugo, en la calle El Molino, y fui desalojada de mi propiedad, el 11 de enero de 2011.

María Jesús Vallejo: En enero de 2011, estaba terminando el servicio comunitario de mi bachillerato, tenía 16 años. Para entonces, todos en mi barrio, incluso en los colegios, estaban atendiendo a quienes perdieron su casa a causa de las fuertes lluvias que afectaron a 34.000 familias en Caracas. Pero nadie se enteró de que a María Cristina le expropiaron su vivienda.

María Cristina: Bueno, siempre escuchas el ruido de la toma de viviendas, escuchas el ruido de la toma de hospedajes, pero uno nunca piensa que le va a tocar a uno, pues. Una muchacha que trabajaba ahí, como personal doméstico, fue quien prendió las alarmas de que allí la estaban desalojando, que ella no tenía para donde irse y se presentó el Frente de Desalojos Arbitrarios con el señor Marco García.

María Jesús: La propiedad de María Cristina es un edificio de cuatro pisos llamado Vilika. No recuerdo haber escuchado ese nombre antes de conocerla. Seguí sus indicaciones para llegar hasta allá. Me dijo que era la número 17. Me detuve tres casas antes y vi desde lejos… Era de noche y una pareja estaba saliendo del edificio. De pronto, sentí como si ese ya no fuera mi barrio.

Ruperto Lugo es un sector ubicado al oeste de Caracas, en la parroquia Sucre. Se compone de una avenida que recorre ocho cuadras y varias calles que la atraviesan. El desorden es la constante: carros estacionados sobre las aceras, casas y edificios construidos sin planificación. Los cables entrelazados, producto del robo de electricidad, forman nidos alrededor de los faros que alguna vez iluminaron el barrio. Hasta hace unos años, la mayoría de los vecinos apoyaba al Gobierno y las decisiones de Chávez eran aplaudidas.

violaciones a la propiedad privada se registraron entre 2011 y 2017

Fuente: Centro de Divulgación del Conocimiento Económico Cedice Libertad)

[SONIDO DE NOTICIA EN CANAL VALE TV SOBRE EXPROPIACIÓN DE LA PENSIÓN]

Reportera: Después de un llamado por parte de una de las personas atropelladas por parte de un sistema de injusticia social en una casa que funge de pensión en Ruperto Lugo, en Catia, el Frente de Resistencia Contra Desalojos Arbitrarios actúa legalmente.

Jasmín Díaz: Vino una comisión de la vicepresidencia con una trabajadora social para levantarme un informe para trasladarme a otro sitio, pero, en vista de eso, ella se puso en un estado violento, agresivo, y de hecho anoche se quedó aquí y colocó candado a la reja.

María Cristina Beltrán: Vamos a hablar con la verdad, no con mentiras, no con mentiras.

Vocera del frente: Mira, yo nada más quería hacerte una pregunta.

María Cristina Beltrán: ¿Pero con mentiras?

Vocera del frente: No te he preguntado, ¿cómo sabes si es mentira?

Jasmín Díaz: Yo lo que quiero es un tiempo solamente para conseguir para donde mudarme.

PAUSA

María Cristina: Hicieron como tres visitas más y luego me desalojaron… mandaron a cambiar la cerradura principal del edificio. Una vez yo llegué de mi trabajo y ya no pude ingresar más a la casa.

María Jesús: La expropiación de la vivienda de María Cristina ocurrió a tres cuadras de la mía. Pero yo no recuerdo haber escuchado esa noticia. Le pregunté a mi mamá si se había enterado o si sus amigos del barrio le habían comentado. Ella tampoco supo del hecho, más bien, me respondió sorprendida.

Coromoto Martins: Tal vez porque la dueña del edificio o de esa propiedad no lo hizo público o la gente que se enteró no lo dio a conocer a la comunidad. a lo mejor intereses privaron ahí para que no se conociera, pues; es algo tan cercano que hubiera generado mucha bulla, mucho malestar.

María Jesús: Quienes viven en calle del edificio Vilika no quisieron ser grabados para esta historia; aseguraron que nada ha cambiado desde el día de la expropiación. La vida cotidiana en el barrio siguió, como si nada la hubiese alterado, aunque para María Cristina, la experiencia fue de película.

María Cristina Entonces me pareció… me sentí como una delincuente, pues, cuando van a buscar a alguien, un capo, alguien, alguien que está muy buscado en todo el país. Así me sentí yo ese día, porque la cuadra completa se llenó de policías, se llenó de algunos periodistas que estaban haciendo grabaciones. El frente, que era bastante grande en ese momento, eran más de 100 personas, más los inquilinos. Y la única que estaba diciendo lo contrario a lo que decían ellos, era yo. Entonces, imagínate: la loca, pues. Así me sentí ese día.

%

se redujo el mercado inmobiliario después de la aprobación de la Ley Contra el Desalojo y la Desocupación Arbitraria de Viviendas en 2011

Fuente: Cámara Inmobiliaria de Venezuela

María Jesús: Luego de mi primera conversación con María Cristina sentí la necesidad de contactar al Frente Amplio Contra Desalojos Arbitrarios. Una llamada a la oficina fue suficiente para que aceptaran darme una entrevista. Me atendió el hombre a cargo y del que María Cristina me había hablado.

Marco García: Marco Antonio García Medina. Soy el coordinador nacional del Frente de Resistencia contra los Desalojos Arbitrarios.

María Jesús: La oficina era una habitación con vista hacia el Guaire, el río de aguas negras que atraviesa a Caracas de oeste a este. Hacía calor y en todas las paredes había fotos de Hugo Chávez, Nicolás Maduro y Simón Bolívar.

Marco García: Esta es una organización del Poder Popular, registrada como una asociación civil sin fines de lucro. Una organización que trabaja, para defender los derechos de los arrendatarios y arrendatarias, las familias que viven en condición de alquiladas y, bueno, estamos haciendo una labor. Tenemos un personal que, no solamente recibimos aquí las denuncias de personas en condición de arrendataria, sino, también, que en el caso de que amerite, nosotros nos trasladamos a las parroquias, a los lugares donde viven estas personas para resolver los problemas como lo establece la ley: de manera conciliatoria y que el proceso entre el arrendador y el arrendatario, sea lo menos engorroso posible y que se puedan llegar a unos acuerdos más allá de lo que establece la Ley para la Regulación y Control de Arrendamiento de Vivienda para que la gente viva dignamente.

María Jesús: Cuando el Frente Amplio Contra Desalojos Arbitrarios despojó a María Cristina de su propiedad, la ley no había sido aprobada. Según Marco García, su cooperativa y él estuvieron negociando la normativa con Hugo Chávez  durante meses, hasta que, finalmente, se oficializó el 6 de mayo de 2011.

[SONIDO DE ALOCUCIÓN PRESIDENCIAL DE HUGO CHÁVEZ CUANDO OFICIALIZÓ LA LEY DE ARRENDAMIENTO]

Hugo Chávez: Por último, apruebo antes del pase, la Ley Contra el Desalojo y la Desocupación Arbitraria de Vivienda… Ley Contra el Desalojo y la Desocupación Arbitraria de Vivienda para proteger a nuestro pueblo de los abusos, de los abusos históricos. Ahí va… compadre, ahí voy. Mira ve… Es justicia, más nada.

PAUSA

María Jesús: El artículo 82 de nuestra Constitución establece que toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales. Pero para María Cristina, perder su casa vulneró, incluso, su derecho a una familia cuando debió mudarse a una pensión en la parroquia La Pastora.

María Cristina Bueno, son muchos porque pierdes tu privacidad, el derecho a una familia. Mi familia prácticamente se fracturó, porque a mí me dieron oportunidad de vivir aquí con mis hijos y yo, pero, poco a poco me fui separando de mi esposo, hasta llegar a un momento en que me divorcié, en todo este caminar. Y pasaron muchas cosas a raíz de eso que pasó en mi casa.

María Jesús: Desde la aprobación de la ley hasta el año 2017, el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico, Cedice Libertad, había registrado 141.719 violaciones a la propiedad privada. El caso de María Cristina es una de las 101 expropiaciones por parte del Estado. Los argumentos del Gobierno siguen siendo incomprensibles para ella.

María Cristina: Nada, me decían explotadora, me decían abusadora, me decían todos los calificativos y groserías que no vienen al caso, este… y te hace sentir como que el trabajo de alquilar habitaciones es un trabajo del que te tienes que sentir como que te tiene que dar vergüenza, que no me parece, pues. Ellos te ven como que el que alquila es un ladrón, como que el que alquila es un abusador de las personas que necesitan dónde vivir. Así lo vi yo, de esa manera, ese día, pues. Ese día aprendí que, aunque yo sé que voy a recuperar mi casa, más nunca volvería a alquilar.

María Jesús: A Marco García le pregunté cuál era el objetivo de la ley promulgada por Hugo Chávez, y del frente que él lleva desde hace siete años.

Marco García: Bueno, fíjate, aquí había mucha esperanza, no solamente de nosotros, porque nosotros somos un puente para que la gente viva bien, que esa es la finalidad de esta oficina, que la gente viva bien, que vivan dignamente. Pero, era una esperanza para muchas personas que vivían en condición de alquilada, o sea, que le mejorara sus condiciones de vida. Y que se hicieran dueños de ese inmueble porque, esos inmuebles que el comandante tenía previsto, muchos de ellos no tenían dueño.

María Jesús: Pero el edificio Vilika sí tiene dueña y es María Cristina. Tiene la documentación legal que lo avala. La medida tomada por Hugo Chávez dejó desamparados a los propietarios y quebró un sector importante de la economía. Carlos Alberto González, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, lo explica:

Carlos Alberto González, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela: Efectivamente, esta normativa, que es totalmente desequilibrada, porque privilegia los derechos fundamentalmente de los arrendatarios en contra de los propietarios, simplemente acabó con el mercado inmobiliario venezolano.

María Jesús: Además, cambió la relación entre arrendatarios y arrendadores. O lo que es igual: propietario se convirtió en sinónimo de villano. Pero, al final, todos los actores se ven afectados.

Carlos Alberto: Pero, por supuesto, sí afecta y afecta, simple y llanamente, porque personas, que pudieran estar viviendo cómodamente arrendadas, no lo están haciendo, están viviendo arrimadas con sus familiares y personas que pudieran estar devengando unos emolumentos justos por haber invertido hace años por una vivienda, no lo están haciendo. Entonces, estamos en lo peor de los dos mundos: ni el propietario puede arrendar, ni la gente que necesita puede conseguir la vivienda que pudiera conseguir si hubiera una ley medianamente justa.

es el puesto de Venezuela, de 125 países que garantizan y protegen el derecho a la propiedad

Fuente: Índice Internacional de Derechos de Propiedad 2018

María Jesús: Volví una segunda vez a la calle del edificio Vilika, me paré justo enfrente, donde María Cristina me contó que había protestado durante tres días.

María Cristina: Bueno… hice una protesta afuera, dormí tres días afuera, de que tenían que dejarme entrar porque esa era mi casa, porque allí vivía y bueno, la protesta no tuvo ningún resultado en ese momento, porque no me permitieron la entrada, pues. Pero luego yo, en tres oportunidades más, ingresé de varias formas, pues, a la casa en protesta y muy molesta porque cómo me iban a sacar de mi casa, o sea… yo no lo podía creer.

María Jesús: Yo tampoco lo podía creer. No podía entender que eso ocurriera en mi barrio. Que estando tan cerca del lugar donde vivo, yo no hubiese escuchado ni visto nada… Volví una tercera vez al edificio. Esta vez pregunté por la encargada. Me atendió una mujer morena y delgada. Mostraba el abdomen y múltiples tatuajes y perforaciones. No me permitió grabar ni tomar fotos, pero supe que era Yadira Rodríguez, responsable de la edificación y una de las promotoras de la expropiación.

[SONIDO DE YADIRA RODRIGUEZ EN NOTICIA DIFUNDIDA EN CANAL VALE TV SOBRE EXPROPIACIÓN DE LA PENSIÓN]

Yadira Rodríguez: Jasmin tiene tres niños y está embarazada y… bueno, pusieron el candao’ y simple y llanamente no la dejan… o sea que si sale… me imagino que si sale no entra más. Yo tengo casi dos años aquí, pago un millón doscientos en una habitación. De verdad que es… me parece que es bastante. No tenemos el baño, porque el baño de aquí está dañado y, bueno, aquí hay bastantes familias, de verdad que hay veces aquí que nosotros vivimos aquí en una zozobra, porque si uno no paga a la fecha, tiene que pagar, ‘bueno, agarran y se van de aquí.

María Jesús: Hugo Chávez pretendía evitar los abusos de los propietarios y, como me dijo Marco García, proteger a los más vulnerables.

[SONIDO DE ALOCUCIÓN DEL EX PRESIDENTE HUGO CHÁVEZ]

Hugo Chávez: Para que no venga más nunca ningún juez a ponerse al servicio de los explotadores y a mandar a desalojar a una familia, a una mujer con unos niños de madrugada, como ha pasado una y mil… y sigue pasando, sigue pasando. Y el juez que haga eso, debería ser sancionado por el mismo poder judicial.

María Jesús: En el caso de María Cristina, no hubo juez ni orden, y su familia quedó en la calle. Andrea Rondón García, abogada y directora del Comité del Derecho a la Propiedad en Cedice, explica que los gobiernos de izquierda tienden a atacar la propiedad privada para, poco a poco, hacerse cargo de todos los aspectos de la vida de los ciudadanos.

Andrea Rondón García, directora del Comité del Derecho a la Propiedad en Cedice: Cuando afectan la propiedad privada, no solamente están afectando una casa, un carro, tu vestimenta, eso es algo como muy por encima, por así decirlo, es como una visión limitada de la propiedad. La propiedad es lo que te da la capacidad, la potencialidad de elegir tu proyecto de vida y con eso, desarrollar tu libertad de pensamiento, libertad de religión, votar libremente y ser autónomo e independiente. Eso no es solamente algo patrimonial o económico, es algo, fundamentalmente, humano y ético.

María Jesús: Desde que perdió su casa, María Cristina no ha parado de buscar una solución

María Cristina: “Empecé mi lucha jurídica, las denuncias, ir a todos los entes del Estado, mandar una carta al Presidente, ir a Sunavi, hablar con el propio Marco García que dio la orden de que cambiaran la cerradura principal de mi casa, pero… nada. No fui escuchada, no fui atendida. Para mí, no hubo justicia en ese momento, hasta ahora no la ha habido. Yo sigo pasando trabajo en la calle, y ellos disfrutando en mi casa.

María Jesús: Yadira Rodríguez, encargada del edificio Vilika, me contó que hay 19 habitaciones y en ninguna se paga un alquiler. Los servicios, como la luz y el agua, los cancelan entre todos los que habitan lo que fue la pensión. Mientras tanto, María Cristina y dos de sus tres hijos deben acomodarse en el espacio en el que viven: una habitación para ella, otra para sus hijos y una más en la que guardan todas sus pertenencias. Ninguna mide más de 10 metros cuadrados.

María Cristina: “Vivo alquilada, donde siento que molesto todos los días, donde me corren todos los días, donde el que compró la casa no me reconoce como inquilina… es difícil para mí que todos los días me digan que me tengo que ir, es difícil llegar a abrir la casa donde vivo alquilada y sé que no soy bien recibida… es algo muy desagradable que quisiera corregir, porque tengo donde vivir, mi casa, pero no ha sido posible.

María Jesús: María Cristina insiste en que Marco García autorizó la intervención del Frente Amplio Contra los Desalojos Arbitrarios en su vivienda. Sin embargo, él niega haber dado alguna orden.

Marco García: En ningún momento de aquí, como lo dijo ella, se dio ninguna autorización para que a ella la sacaran del inmueble. No, señor. No podemos estar en contra de la ley, si nosotros mismos fuimos los que impulsamos esta ley, ¿cómo vamos a estar en contra?

María Cristina: Bueno, yo estaba allá con mis hijos, con mis tres hijos, en la casa, en mi apartamento y llegó la policía, llegó el Frente Amplio Contra Desalojos Arbitrarios, llegó Marco García, los inquilinos empezaron a pegar gritos, a agredirme, este… empezaron a pedir que me sacaran de la casa, me amenazaron con que me iban a quitar a mis hijos si yo no accedía a desocupar el inmueble. Fue algo bastante desagradable para mí, porque era, o que me quitaran a mis hijos, o quedarme allí en la casa.

María Jesús: La vida de María Cristina, antes de tener la pensión, estuvo llena de contrastes:

María Cristina: Yo soy administradora, es a lo que me he dedicado siempre. Y trabajaba con unos colombianos en Capitolio y gracias a ese trabajo fue que me compré esa casa de Catia, a mis ahorros. También vendía empanadas, vendía sopa. Son muchas cosas a la vez para poder reunir esa cantidad de dinero que yo pagaba en giros, esa casa de Ruperto Lugo. Después de eso, he hecho muchas cosas, menos ejercer lo que yo estudié, porque en casi todos los sitios donde tú cumples un horario, tú ganas un poco más de sueldo mínimo y eso no alcanza para vivir, lamentablemente, en Venezuela.

María Jesús: Una de las últimas veces que vi a María Cristina, fui a visitarla en un mercado popular del centro de la ciudad. Cuando llegué, me dijo que no podía atenderme, porque la estaban sacando del local donde vendía chucherías. De todas formas me acerqué, estaba llorando porque le negaron seguir trabajando allí. Luego, con calma, me contó:

María Cristina: En el mercado donde trabajo me sacaron, porque ese puesto no es mio, ese puesto es de Juan Galantón. Yo estaba solamente ahí apoyándolo a él, pues. Entonces, los que manejan el mercado, ellos solo permiten a los que son dueños de puestos que trabajen allí.

María Jesús: Juan Galantón es su pareja. Durante la entrevista se mantuvo callado, no negó ni afirmó nada. Yo tampoco pregunté sobre su relación ni sobre lo que pensaba de que la sacaran del local. María Cristina debía irse con sus cigarrillos y sus golosinas a venderlas quién sabe dónde.

María Cristina: Quiero vivir tranquila. Yo tengo ya 42 años, me compré mi casa a los 27 años. Eso para mí fue un triunfo muy grande. Estudié, me gradué. Son cosas que vas logrando poco a poco y mi mayor anhelo es vivir en mi casa, donde pueda vivir tranquila, y trabajar como es la vida de cualquier ser humano. Y no mendigar que te dejen entrar en tu casa, que es lo que actualmente estoy viviendo.

María Jesús: Después de siete años de haber sido despojada de su vivienda, María Cristina no ha logrado recuperarla por más denuncias que ha hecho. No tener un lugar seguro para vivir, tampoco dónde trabajar, ponen a prueba su perseverancia. Parece que ella no se rinde, aunque sí está cansada.

María Cristina: La fuerza que me da Dios. Yo soy muy, muy… una persona llena de fe. Creo mucho en Dios, en la Virgen. Creo que estas son pruebas que hay que superar, que te hacen crecer como ser humano. Y, bueno, mucha fuerza, pues. Muchas ganas de seguir adelante, a recuperar lo que es mío. Espero que la justicia cambie y eso se dé. Es lo más justo, pues.

María Jesús: Solo Dios la ampara. No puede pagarle a un abogado y las instituciones gubernamentales la han ignorado durante casi ocho años. Mientras espera a que se haga justicia y le devuelvan su propiedad, dice que seguirá trabajando a diario para mantener a sus tres hijos. No hay un día en el que María Cristina no sueñe con volver a dormir en el edificio que tanto le costó pagar y que le arrebataron bajo el amparo del gobierno de Hugo Chávez.

[DESPEDIDA DE LA SERIE VOCES DEL DESAMPARO]

Los testimonios completos de este podcast pueden ser escuchados en el Archivo de Voces, un sitio para la documentación y el estudio de los Derechos Humanos.

Agrega a tu app

Anexa la serie de Voces del Desamparo a tu aplicación móvil de pódcast.
Soundcloud Spreaker

¿Qué hacer en caso de que sea violado tu derecho a la propiedad privada?

  • La denuncia debe efectuarse lo más pronto posible para conservar los datos relevantes, evitar que se destruyan las pruebas o perder el contacto con los testigos.
  • La recolección de información es fundamental, por lo que antes de formular la denuncia, se debe asegurar que cuenta con toda la información necesaria.
  • Los hechos deben ser descritos como sucedieron, sin exagerar, manteniendo los acontecimientos relevantes y directamente vinculados con la violación.
  • Es factible que el Estado tenga una versión oficial de los hechos, por lo que se debe contar con la información necesaria que sustente la versión relatada en la denuncia.

¿Qué debe contener una denuncia?

  • Datos del denunciante: nombre, edad, cédula de identidad, oficio, teléfono, domicilio y relación con la víctima.
  • Datos de la víctima: nombre, cédula de identidad, nacionalidad, edad, oficio, domicilio.
  • Descripción de los hechos con todos los detalles posibles: lugar, fecha de la violación, nombres y cargos de las personas (autoridades) que cometieron la violación, testigos, etc.

¿Dónde presentar la denuncia?

  • Fiscalía General de la República (Ministerio Público)
  • Defensoría del Pueblo
  • Policías municipales
  • Tribunales

¿Qué hacer después?

  • Luego de formalizar la denuncia, se recomiendan visitas frecuentes a las instituciones donde se efectuó la denuncia.
  • Seguir recabando pruebas que sostengan la denuncia.
  • Para control personal, que ayudará con el seguimiento de la denuncia, es recomendable llevar un control de las instancias en las que se formuló la denuncia: las visitas efectuadas, comunicaciones recibidas, entre otras.

Fuente: Observatorio de Propiedad. Cedice Libertad y Liderazgo y Visión.

Participa: ¿Te han vulnerado tu derecho a la propiedad privada?

¿Te has sentido identificado? Queremos saber si también has sido víctima. Tu identidad quedará bajo reserva. Solo el resultado será publicado.
Aporta

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe los próximos episodios de esta serie de podcasts en tu bandeja de correo electrónico.

¡Gracias por suscribirte!

Share This